Eddie Rosario tiene un sólido 2017 en la mira con los Mellizos de Minnesota

Eddie Rosario tiene un sólido 2017 en la mira con los Mellizos de Minnesota

CULIACÁN - Eddie Rosario sabe que tiene amplias oportunidades en los Mellizos de Minnesota. Ahora es cuestión de terminar de aprovecharlas de una vez por todas y establecerse como jardinero izquierdo del equipo.

Como parte de esa preparación, el guardabosque puertorriqueño se encuentra en Culiacán reforzando a los Criollos de Caguas en la Serie del Caribe 2017.

"A mí me gusta estar jugando todo el tiempo", dijo Rosario, de 25 años de edad. "Me siento más ready cuando ya va a empezar la temporada allá con los Mellizos de Minnesota. Este es mi trabajo y el amor que siento por esto es inmenso. Esto es lo que yo quiero todos los días".

El gerente general de los Mellizos, Thad Levine, ve con buenos ojos la participación de Rosario en la pelota invernal.

"Desde nuestro punto de vista, las ligas invernales son muy competitivas, especialmente en lugares como Puerto Rico donde todos se están preparando para el Clásico Mundial.

"Hay una alto nivel de competencia y orgullo cívico asociados con los varios equipos en Puerto Rico, y más cuando asisten a la Serie del Caribe".

Rosario tuvo la encomienda de jugar en el jardín izquierdo de los Mellizos todos los días al iniciar la temporada del 2016, pero luego de batear apenas .200 con porcentaje de embasarse de .218 en 39 partidos, el puertorriqueño fue enviado a Triple-A Rochester. En dicha sucursal tuvo promedio de .319 con OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de .881 y siete jonrones en 41 encuentros, ameritándose un regreso al equipo grande de Minnesota.

"Cuando me bajaron estaba medio frustrado, pero gracias a Dios me recuperé, trabajé bastante fuerte en Triple-A y pude recuperar mis números en Grandes Ligas", afirmó Rosario. "Trabajé bastante en pitcheos quebrados y en mi swing. Creo que funcionó".

Efectivamente, en sus últimos 60 partidos de la campaña luego de volver a Grandes Ligas, registró .305/.335/.477 con siete cuadrangulares y 23 impulsadas. El 17 de septiembre, se fracturó el pulgar izquierdo y no jugó más en la campaña de Grandes Ligas.

"Eddie es uno de esos bateadores tan talentosos que de verdad cree que puede darle a cualquier pitcheo que el lanzador tire", dijo Levine. "De hecho, tiene razón en eso y tiene gran coordinación, pero lo negativo de eso es que termina dándoles swing a muchos pitcheos menos atractivos y otros fuera de la zona de strike. Los buenos lanzadores van a explotar eso".

En el 2016, el 44.3% de los pitcheos a los que dio swing Rosario estuvo fuera de la zona de strike, según Fangraphs.com. Le hizo contacto al 64.9% de los envíos fuera de la zona y al 79.4% de los disparos en la zona. En total, le hizo swing al 57.0% de los pitcheos que vio.

"Al final de la temporada (Rosario) hizo un buen trabajo reduciendo (la falta de disciplina) y es algo en que tendrá que seguir trabajando, con el fin de ponerse en la mejor posición posible para rendir a nivel de Grandes Ligas".

En este Clásico Caribeño, el bateador zurdo llegó al viernes sin hits en siete turnos, pero el jueves enseñó su fuerte brazo al sacar a Freddy Galvis en el home con disparo desde el jardín central. Dicha jugada recordó el año de novato en las Mayores del oriundo de Guayama en el 2015, cuando tuvo 16 asistencias desde las praderas y encabezó la Liga Americana en triples con 15 al jugar en apenas 122 partidos.

"Estoy bien emocionado de estar aquí en esta Serie del Caribe, representando a mi país", dijo Rosario. "Me siento muy contento de estar con mis compañeros de equipo, amistades. Estoy aquí trabajando para poder ayudar al equipo a triunfar en el torneo".

Después de su participación en Culiacán, Rosario se presentará a los entrenamientos de los Mellizos en Fort Myers, Florida a mediados de este mes.

"Mi expectativa es tener una buena temporada, para poder establecerme en Grandes Ligas y seguir mi sueño, que es estar establecido en Grandes Ligas par de años", comentó Rosario acerca del 2017. "Mi expectativa es trabajar fuerte y ayudar a mi equipo a ganar lo más que pueda".